Moussaka Griega (la original) con Thermomix®

#Pastas y arroces 16 septiembre 2015

La moussaka es una de esas recetas que siempre me ha llamado la atención pero que nunca había preparado en casa. La he comido en restaurantes, la he probado en casa de amigos, pero nunca me había lanzado a prepararla. Y hoy ha sido el día. Es una especie de lasagna a base de capas de berenjena y carne picada de cordero aderezada de las más variadas formas.

Moussaka Griega (la original) con Thermomix®

 

La moussaka es tradicional de los Balcanes y el Medio Oriente. La versión griega, que es la que voy a preparar yo, es la más extendida. En esta versión, las recetas que circulan por la red, la gratinan con bechamel. Y a mi, personalmente, no me convence! Creo que la bechamel es un invento posterior a este plato (comprobado en la wikipedia) y creo que originalmente la moussaka se prepararía con una mezcla de huevo y yogur y un poco de queso, que es como lo hacen los turcos. Y así lo he preparado yo!

Ingredientes (para 4 o 5 raciones):

- 2 berenjenas medianitas

-400 g de carne de cordero picada (se puede usar también ternera o cerdo)

-1 pimiento rojo

-1 puerro

- 30 a 40 gr. Aceite de oliva extra

- 1 vasito de vino tinto

- 1 vasito de tomate frito casero (previamente  hecho en la Thermomix®  ®, receta libro imprescindible si no comprado)

- 1 huevo

- 1 yogur griego (puede ser desnatado)

- 50 g de queso Feta queso blanco griego

- Sal, pimienta negra, canela y tomillo

- Queso parmesano y mozarella rallado

Preparación:



  1. Cortar la berenjena en rodajas de un cm de grosor, ponerlas en vertical o inclinadas en el recipiente Varoma y espolvorearlas con sal. Poner la tapa del varoma debajo del recipiente para que todos los líquidos drenen bien. Dejar reposar 20 minutos hasta que la berenjena expulse todo el líquido amargo.

  2. Calentar el horno a 200º . Secar bien las rodajas de berenjena con papel de cocina y disponerlas en la bandeja del horno sobre papel de hornear pintado con aceite de oliva. Echarles otro poquito de aceite por encima y hornear unos 20 minutos a 200º hasta que empiecen a estar doradas por los bordes y blanditas al tacto. Sacarlas y bajar el horno a 180º.

  3.  Mientras se hacen las berenjenas, echar en el vaso de la Thermomix® el puerro y el pimiento rojo cortado en cuartos y limpios, trocea la verdura en 4 segundos, velocidad 4, abrir y bajar los restos pegados en el vaso, añadir 30 a 40 grs. de aceite y sofreír en 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. 

  4. Cuando ya termine el tiempo, añadir la carne, sazonar con las especias, mezclando con la espátula y después cocinar a 20 minutos, temperatura Varoma, giro a la izuierda, velocidad cuchara.

  5. Terminado el tiempo añadir el vino tinto programa 10 minutos más, giro a la izquierda y velocidad cuchara, temperatura Varoma,  pon el cestillo sobre la tapa, porque ahora nos interesa evaporar líquidos.

  6.  Añadir el tomate frito remover con la espátula para integrarlo con las verduras y la carne. Retirar en un bol para hacer la salsa griega.

  7.  No hace falta lavar el vaso de la Thermomix® para hacer la cobertura de la salsa griega.

  8. Poner en el vaso el huevo, añadir el yogur y el queso Feta machacado, mezclar bien a 15 segundos, velocidad 6 y reservar.

  9.  Precalienta el horno a 200º. y mientras .

  10. Para montar la moussaka necesitamos una bandeja apta para horno bien engrasada con mantequilla. Hay dos opciones:



  •  Se hace una sola capa de berenjena en el fondo, encima el preparado de carne y encima la mezcla de la salsa griega para gratinar.

  •  O, como yo lo he hecho: capa de berenjena, capa de relleno, un poquito de mozzarella rallado, otra capa de berenjena, otra capa de relleno y otra vez berenjena.

  • Poner por encima la mezcla de huevo y yogur, espolvorear con un poco de queso parmesano y llevar al horno durante 20 o 30 minutos hasta que más o menos quede tostadito el queso.

  • Sacar del horno y dejar reposar mínimo media hora antes de servir. Este paso es necesario porque la moussaka necesita asentarse para poder servirla sin que se desmorone. A la hora de recalentarla esto ya no es un problema.


Espero que la disfrutéis tanto como yo!