Cake Pops - Un postre para sorprender

#Postres y dulces 25 abril 2019

Thermomix® .TM31 TM5 TM6


Los Pop Cakes son bolas de bizcocho mezclado con queso mascarpone y cubiertas por chocolate. Su nombre viene de la palabra inglesa lollipop, que son los caramelos con palo (nuestros Chupachups y piruletas), junto con cake, que es tarta (normalmente de bizcocho). Es un postre que gusta tanto a niños como a mayores y que permite dan rienda suelta a la creatividad mezclando toppings, colores y lo que se nos ocurra. Los de la imagen llevan, por ejemplo, chocolate con leche, chocolate blanco con colorantes, coco rallado, bolitas crujientes, adornos de azúcar... También se puede jugar con la temperatura del baño de chocolate para tener la capa más fina o gruesa y para hacer formas en la decoración. Los Pop Cakes son divertidos de hacer y nos dan un postre llamativo para visitas, reuniones y muchas otras situaciones. Esta receta está sacada de Cookidoo.es
 


Ingredientes


Bizcocho

1 cucharadita de mantequilla para engrasar el molde
2 huevos
80 g de azúcar
½ cucharadita de azúcar vainillado
60 g de harina de repostería (y un poco más para enharinar el molde)
1 pellizco de sal


Relleno y decoración

200 g de queso mascarpone
250 g de chocolate blanco en trozos
2 cucharadas de perlas de azúcar o confetti de azúcar para decorar


Utensilios útiles
molde desmontable (Ø 22 cm), bandeja, brochetas de madera, horno, frigorífico, microondas

Sugerencias y trucos
Es importante que el chocolate fundido esté en su punto óptimo, por lo cual tendrá que calentarlo de vez en cuando hasta terminar de bañar todos los cake pops.
Puede dividir el chocolate blanco en 2-3 boles y teñirlo de diferentes colores.
Puede introducir trozos de frutos secos en la masa, antes de formar las bolitas.

Inf. nutricional por 1 unidad
Calorías 776 kJ / 186 kcal
Proteína 5.9 g
Carbohidratos 18.6 g
Grasa 9.8 g




Preparación


Bizcocho



  1. Precaliente el horno a 180°C. Engrase con mantequilla y enharine un molde desmontable de Ø 22 cm. Reserve.


  2. Coloque la mariposa en las cuchillas, ponga en el vaso los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado y bata 6 min/37°C/vel 4. Después, bata 6 min/vel 4 sin temperatura.


  3. Añada la harina y la sal alrededor de la mariposa y mezcle 4 seg/vel 3. Retire la mariposa y termine de mezclar suavemente con la espátula. Vierta la mezcla en el molde preparado y extiéndala por toda la superficie con la espátula.


  4. Hornee durante 10-12 minutos (180°C) o hasta ver dorada la superficie. Retire del horno y deje enfriar. Lave y seque el vaso y la tapa.




Relleno y decoración


  1. Cuando el bizcocho esté frío, córtelo en trozos y póngalos en el vaso. Triture 2 seg/vel 5.


  2. Añada el queso mascarpone y mezcle 10 seg/vel 4.


  3. Con la espátula baje la mezcla hacia el fondo del vaso y mezcle de nuevo 10 seg/vel 4. Retire la mezcla del vaso y, con las manos, vaya formando bolas de aprox. Ø 3 cm. Colóquelas en una bandeja y reserve en el frigorífico (aprox. 20 minutos). Lave y seque perfectamente el vaso y la tapa.


  4. Coloque 50 g de chocolate blanco en un bol y fúndalo en el microondas a intervalos cortos, mezclando cada vez para que no se queme. Moje la punta roma de los palos de brocheta en el chocolate y pinche cada bolita de bizcocho sin pasar de la mitad. Deje reposar en el frigorífico durante otros 30 minutos.


  5. Ponga en el vaso 200 g de chocolate blanco y ralle 10 seg/vel 8.


  6. Con la espátula, baje el chocolate hacia el fondo del vaso. Añada el chocolate sobrante de mojar las brochetas y funda 4 min/50°C/vel 2. Vierta el chocolate fundido en otro bol y bañe las bolitas de bizcocho en el chocolate, dejando que escurra para que no quede una capa muy gruesa. Decore a su gusto con bolitas de colores, dibujos de chocolate, etc. Pínchelos en una superficie de porexpan o una caja de cartón hasta que se sequen y reserve en el frigorífico hasta el momento de servir.